Category Archives: Cardenal Sancha

Acróstico en Honor al Cardenal Sancha

C reció en un ambiente rural, con muchas precariedades

A prendió lo duro del campo a muy temprana edad

R écio trabajo con férreo temple enfrentaste

D isciplina en sus estudios académicos y religiosos

E mpeño y esmero para aprender lenguas extranjeras

N ació en Quintana del Pidio y murió en Toledo

A mó a la clase obrera y esto le dió fuerzas

L uchó en favor de los pobres y desafortunados.

S iempre al servicio de todos

A ún en tu pobreza extrema, ayudar siempre fué tu vocación

N adie ha podido negar tu bondad

C ristiano de corazón fuiste

H iciste tu obra con dedicación

A briste tu alma ante las calamidades.


Ciriaco Sancha y Hervás

Biografia del Beato Ciriaco Maria Sancha

Ciriaco María Sancha y Hervás (Quintana del PidioBurgos18 de junio de 1833 – Toledo,25 de febrero de 1909). Fue un arzobispo y Patriarca latino españolcardenalteólogo de laIglesia Católica. Fue beatificado el 18 de octubre de 2009 en la Catedral de Toledo.

Primeros años

Nació en el seno de una familia humilde. Ingresó en el seminario de Osma en 1852. Se ordenó sacerdote el 27 de febrero en 1858. Completó sus estudios en la Universidad de Salamanca. En 1862 se trasladó a Cuba, como secretario del arzobispo Primo Calvo y Lope, un burgalés, que había sido nombrado arzobispo de Santiago de Cuba.

Con ancianos desprotegidos, niños y niñas abandonados llevó a cabo una labor asistencial y de cuidado por la que se ganó el apodo de “padre de los pobres”. En 1869 cumplió su sueño de fundar una congregación de religiosas para el cuidado de huérfanos inválidos y desamparados: la Congregación de Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha.

Obispo y Arzobispo

El 28 de mayo de 1876 fue nombrado obispo auxiliar de Toledo (en el tiempo en el que los obispos residían en Madrid), recibiendo la ordenación episcopal el 12 de marzo del mismo año, de manos del cardenal Moreno y Maisanove. En 1882 fue nombrado obispo residencial de Ávila. Sólo cuatro años más tarde, en 1886, fue elegido segundo obispo de la sede de Madrid-Alcalá, para sustituir al asesinado Martínez Izquierdo y, de hecho, poner en funcionamiento la nueva diócesis madrileña, tarea que su antecesor no tuvo tiempo de ejecutar. Siendo obispo de esta diócesis, en 1888 convocó el primer Congreso Católico Nacional.

León XIII le nombró arzobispo de Valencia el 10 de octubre de 1892. Dicha diócesis estaba vacante porque Antolín Monescillo había sido promovido a arzobispo de Toledo. Tomó posesión de la misma el 14 de noviembre del citado año y el 20 de noviembre hizo la entrada en la Catedral. Del 19 al 26 de noviembre de 1893 celebró el Congreso Eucarístico Nacional en Valencia. Cuidó especialmente la formación de los sacerdotes. Impulsó y creó asociaciones e instituciones religiosas produciendo una gran renovación.


Cardenalato y últimos días

El 18 de julio de 1894 León XIII lo designó cardenal del título de San Pietro in Montorio.

En 1898 fue nombrado Arzobispo Primado de Toledo, que llevaba aparejado el nombramiento de Patriarca de las Indias. Llevó a cabo una intensa labor pastoral y social entre los más necesitados, en tiempos de especial dificultad política.

A él se le atribuyen también los primeros movimientos encaminados a la unidad de los católicos.

Fue senador en las legislaturas 1887-1888 (por derecho como obispo de Madrid) y 1893-1894 (por derecho propio).

El 28 de febrero de 1909 fue enterrado en la catedral de la ciudad. En su tumba de bronce, que recibe flores a diario, figura el siguiente epitafio: “vivió pobre y pobrísimamente murió”.

Proceso de Beatificación y festividad

En 2006 el Papa Benedicto XVI lo declaró Siervo de Dios.

Durante el año 2009, centenario de su muerte, se realizaron distintos actos en su memoria.

El 18 de octubre de 2009 fue beatificado en la Catedral Primada de Toledo, durante una Solemne Misa presidida por monseñor Angelo AmatoPrefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y Legado Pontificio, y concelebrada por el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, los Cardenales Antonio Cañizares LloveraPrefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los SacramentosFrancisco Álvarez Martínez, arzobispo emérito de Toledo; Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid; Agustín García-Gasco, arzobispo emérito de Valencia; y así hasta alrededor de 50 Obispos.

El Papa Benedicto XVI lo definió en la Carta Apostólica para la Beatificación como “infatigable testigo de Cristo, padre de los pobres y servidor de la unidad de la Iglesia”.

Su festividad litúrgica se celebra cada año el 25 de febrero, día de su nacimiento al Cielo. estuvo en la carcel de cuba

Historia de las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha


A petición de Mons. Alfredo Méndez, obispo de la diócesis de Arecibo, el 15 de enero de 1961 llegaron las hermanas: Margarita Lora y Engracia Luna enviadas por la superiora general Madre Amadora de Cristo Rey González.  El objetivo de su visita fue la de conocer la isla de Puerto rico y estudiar la posibilidad de realizar una fundación, al regresar a Santo Domingo con la encomienda realizada el consejo general aprobó la petición de Mons. Alfredo.

Las primeras hermanas llegaron a la isla el 19 de junio de 1961 ellas fueron: Sor Catalina Vélez  y  Sor Amada Camilo, quienes se hospedaron en el colegio Ángeles Custodios en Río Piedras. Al llegar a Arecibo fueron acogidas en el colegio La Milagrosa de la Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Mons. Alfredo les dio la bendición Pastoral y les informo de su misión la cual fue la colaboración en un campamento de verano con el Reverendo Padre torres y el 21 de junio del mismo año llegaron al pueblo de Moca donde fueron gentilmente acogidas por el pueblo y el alcalde y con la gran esperanza de colaborar al crecimiento espiritual de la comunidad el 25 de junio llegaron las hermanas Rosa Rodríguez y María Lourdes Hernández procedentes de Santo Domingo para reforzar la comunidad la cual estaba ubicada en la carretera 110 Km. 2. La feligresía de Moca preparó la casa      con mucho amor y detalle proveyéndoles todo lo que necesitaban.

El 14 de julio de 1961 las hermanas Margarita Lora, Julia Díaz, Águeda Valerio y María Encarnación con la autorización de Mons. Méndez para realizar una fundación en el pueblo de Hatillo, las hermanas fueron acogidas en el colegio san Felipe dirigido por ese entonces por las hermanas de la Providencia, luego de varios días llegaron a Hatillo y se hospedaron en la casa de la Sra. Josefa Sánchez viuda Peraza hasta que se reforzara el convento el cual se inauguró el 05 de agosto de 1961 y el 20 inició el funcionamiento del colegio Nuestra Sra. del Carmen con una matrícula de 50 alumno de kinder a tercero con un horario de 8:00 a 12:30 y de 3:30 a 5:00.  Las hermanas realizaban misiones en la parroquia y los campos.

La primera graduación de Kinder a primer grado se realizó el 26 de mayo de 1962. El colegio continúa su crecimiento en medio de las dificultades, crece la calidad y enseñanza, en 1964 con gran júbilo se celebra la graduación de sexto grado, ya para el 1966 el colegio aun no tiene planta fija por lo que su funcionamiento continúa en el convento de las hermanas. A inicio de agosto del mismo año las hermanas organizan el nuevo edificio abriendo sus puertas a 300 estudiantes. El colegio fue creciendo paulatinamente con el esfuerzo de las hermanas y la ayuda de los padres, maestros y estudiantes lográndose la primera clase graduanda de cuarto año en mayo de 1980. Hoy el colegio funciona de Pre-Kinder a cuarto año, a solicitud del actual obispo las hermanas entregaron el colegio en junio de 2002.


Breve Historia del inicio del Proceso de Beatificación de Nuestro Padre Ciriaco Sancha

Sor Casilda Polanco

En estos días en que estamos en la expectativa de que Roma declare Beato a nuestro eximio Fundador, Ciriaco María Sancha y Hervás; me hace recordar los inicios de éste proceso. Estando destinada en el Colegio Quisqueya, la noche del 5 de noviembre del año 1977, llegó la entonces Madre General, Engracia Luna y llamándome a parte me dijo: que el Consejo había dispuesto enviarme a España a recoger datos de nuestro Padre Fundador, en los arzobispados, y obispados donde él laboró.

Salí hacia España el 17 de noviembre del 1977. Me recibieron en el aeropuerto de Barajas, Sor Olimpia Zabala y Sor Ana Agustina Escaño Siendo Sor Olimpia superiora del Colegio Santa Ana, en Santiago, conoció al hermano Gonzalo, de La Salle, que estudió en La Madre y Maestra junto a Sor Emiliana Polanco y Sor María Cid, coincidió que al hermano Gonzalo lo enviaron al Colegio Las Maravillas en Madrid y visitaba todos los domingos a Sor Olimpia; en los días de mi salida de Santo Domingo, leí en el Listín Diario sobre la beatificación de unos hermanos de La Salle, aproveché y pregunté al hermano Gonzalo sobre eso, me dijo: la voy a poner al habla con el hermano Tarcicio, es el Vice Postulador de nuestras causas. Al domingo siguiente me llevó junto a Sor Olimpia.

El hermano Tarcicio, ya mayorcito, nos recibió con mucho agrado, me mostró su oficina y el material de trabajo y me dijo: lo primero que usted tiene que hacer es pedir una audiencia al Señor Cardenal de Toledo, entonces S.E. Don Marcelo González. Seguido le escribí pidiéndole la audiencia y me contestó señalando día y hora; me acompañó Sor Olimpia Zabala, el Sr. Cardenal nos recibió muy atento, me inspiró confianza; entonces le dije que pertenecía a la Congregación fundada por el Cardenal Sancha, considerándolo digno de ser beatificado, pedía su aprobación y ayuda, me miró y sonrió diciéndome que necesitaba una carta de la Madre General haciéndole esta misma petición.

La Madre Engracia se encontraba en Roma asistiendo a la reunión de Superioras Generales; de paso hicimos la carta y se la llevamos. Al introducir el proceso hubo un problemita, no lo admitían por haber pasado 50 años de su muerte; entonces escribí a la Secretaría de la causa de los Santos diciéndoles que por el estado económico de la congregación, la distancia y la falta de comunicación no nos había permitido hacerlo antes, y gracias a Dios lo aceptaron. Ahora se necesitaba nombrar un Postulador, Madre Engracia me recomendó uno, le escribí y me contestó diciéndome que él era ya mayor y que tenía muchas causas a su cargo, me recomendó al Padre Romualdo Rodrigo, OAR. Éste me contestó señalando día y hora para recibirme en una de sus casas en Madrid, me acompañó Sor Bibiana Hernández. El padre Romualdo nos recibió muy atento.

Ya con el postulador, el Señor Cardenal Marcelo González abrió el proceso en noviembre de 1982 en un convento de clausura próximo a la Catedral. Palabras del Sr. Cardenal exaltando las virtudes del Cardenal Sancha; un Edicto donde se nombraba al Postulador p. Romualdo Rodrigo, OAR; Don Pablo López Olivero, Vice Postulador y varias comisiones todas a cargo de canónigos, a mí me nombraron en la comisión de investigación y el canónigo correspondiente me dijo: yo estoy nombrado en esa comisión, pero el trabajo es suyo. El postulador me entregó un modelo de cartas Postulatorias que debía enviar a todos los arzobispos, obispos, párrocos, congregaciones, incluyendo la nuestra y la Trapa. No tenía mucha práctica en la maquinilla, pero me defendí. Preparar una maleta conteniendo: dos de las diferentes biografías del Cardenal Sancha, libros: El Cisma de Cuba, Consejos a un Joven Levita, El Kulturkampf Internacional; encontré una parte en Quintana y la otra en la Biblioteca Nacional, en Madrid y las cartas Postulatorias; entregarla al Postulador para llevarla a Roma. Por estos días se imprimió el Boletín donde se daba a conocer la vida de nuestro Fundador y los favores recibidos, fue enviado a toda España y a Santo Domingo. Documentación en archivos de Toledo, Madrid, Ávila y Valencia; Biblioteca Nacional, Hemeroteca Municipal y Archivo del Palacio Real en Madrid. Doce años al servicio del proceso: viajes, fríos, nevadas y heladas; fruto: óptimo, para gloria de Dios y beneficio de mi amada Congregación.


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.